Noticias:

Investigación privada
Para particulares y empresas de cualquier sector y tamaño.
Más
Barridos electrónicos
Detectamos, localizamos y eliminamos cámaras, micrófonos y dispositivos GPS ocultos.
Más
Seguridad
Llevamos a cabo auditorías de seguridad y ponemos a prueba sus sistemas críticos.
Más
Garantía legal
Todos nuestros servicios se consignan por escrito.
¿Preguntas?
Sepa más acerca de lo que hacemos y, sobre todo, cómo lo hacemos.
FAQ
Cita online
Pida su cita 100% online y realice su encargo de forma cómoda.
Cita y encargo
Previous
Next
4929
TIP Detective privado
11270
Registro Nacional Seguridad Privada
6877
Director de Seguridad
15632
Formador de Seguridad
Previous
Next
Nuestros Servicios

Para particulares, empresas y familias

Si necesita conocer cualquier hecho o conducta de naturaleza privada sobre personas de su entorno familiar o laboral con las que mantenga una relación jurídica, ponemos a su disposición nuestros medios humanos y técnicos para que pueda saber la verdad.

A todo esto, hay que sumár nuestra cualificación como ingenieros radioelectrónicos, que nos permite evaluar, controlar y erradicar cualquier tipo de amenaza de naturaleza técnica.

Familias

Relaciones familiares
Tanto si desea información para una negociación privada como averiguar cualquier tipo de conducta anómala, podemos ayudarle y sacale de dudas.

Personas

Individuales
Cualquier problema en sus relaciones con las demás personas, familias y empresas que le rodean, pueden ser fácilmente averiguados.

Autónomos

Profesionales liberales
¿Problemas con proveedores? ¿Empleados que no cumplen con sus obligaciones?. Contacte con nosotros y le pondremos la verdad en su mano.

Empresas

Cualquier sector / tamaño
Además de la investigación de clientes, proveedores y trabajadores, proveemos servicios de compliace penal y asesoramiento para proteger sus intereses.

Especiales

Servicios especiales
Realizamos servicios de vigilancia no uniformada en eventos de pública concurrencia: ferias, congresos, hoteles, etc.

Técnicos

Barridos y contramedidas
¿Su intimidad o sus planes de negocio están en riesgo? ¿Alguien le espía?. Somos ingenieros en electrónica y comunicaciones y disponemos de los equipos.
Cómo Trabajamos

01

Escuchamos su problema

Sin compromiso le escuchamos y si le podemos dar solución, le ofreceremos presupuesto a medida.

02

Contrato e investigación

Tras la aceptación del presupuesto, procedemos a dar forma escrita al contrato y a comenzar la investigación

03

Entrega del informe

Todo los hallazgos queda plasmados en un informe que, de ser necesario, será defendido en sede judicial,

Garantía legal

Como Detectives Privados legalmente habilitados por el Ministerio del Interior, estamos sometidos a una legislación específica y a un régimen de supervisión que hace que ofrecer un servicio de investigación sea un procedimiento garantista.

La profesión del detective privado se halla regulada en la Ley 5/2014 de Seguridad Privada. Dicha ley entró en vigor el dia 5 de junio de 2014, derogando la anterior 23/92.

Dicha Ley, en su artículo 48, habilita exclusivamente a los Detectives Privados la investigación para averiguar las acciones que resulten necesarias para la obtención y aportación por cuenta de terceros legítimos  información y pruebas sobre conductas o hechos privados relacionados con el ámbito económico, laboral, mercantil, financiero y en general, a la vida personal, familiar o social, exceptuando aquellas que se desarrolle en domicilios o lugares reservados.

También será su competencia la obtención de información tendente a garantizar el normal desarrollo de las actividades que tengan lugar en hoteles, feria, exposiciones, escpectaculos, certamentes, convenciones, grandes superficies comerciales y lugares públicos con gran afluencia de público.

Según R.D. 2364/1994, de Seguridad Privada, SECCIÓN VI. (DETECTIVES PRIVADOS). Art. 101 (funciones), los detectives privados, a solicitud de personas físicas o jurídicas, se encargarán:

a) De obtener y aportar información y pruebas sobre conductas o hechos privados.

b) De la investigación de delitos perseguibles sólo a instancia de parte por encargo de los legitimados en el proceso penal.

c) De la vigilancia en ferias, hoteles, exposiciones o ámbitos análogos (artículo 19.1 de la Ley de Seguridad Privada).

A los efectos del presente artículo, se considerarán conductas o hechos privados los que afecten al ámbito económico, laboral, mercantil, financiero y, en general, a la vida personal, familiar o social, exceptuada la que se desarrolle en los domicilios o lugares reservados. En el ámbito del apartado 1.c) se consideran comprendidas las grandes superficies comerciales y los locales públicos de gran concurrencia.

Artículo 50. Deber de reserva profesional.

  1. Los detectives privados están obligados a guardar reserva sobre las investigaciones que realicen, y no podrán facilitar datos o informaciones sobre éstas más que a las personas que se las encomendaron y a los órganos judiciales y policiales competentes para el ejercicio de sus funciones.
  2. Sólo mediante requerimiento judicial o solicitud policial relacionada con el ejercicio de sus funciones en el curso de una investigación criminal o de un procedimiento sancionador se podrá acceder al contenido de las investigaciones realizadas por los detectives privados

Artículo 102. Prohibiciones.

  1. Los detectives no podrán realizar investigaciones sobre delitos perseguibles de oficio, debiendo denunciar inmediatamente ante la autoridad competente cualquier hecho de esta naturaleza que llegará a su conocimiento y poniendo a su disposición toda la información y los instrumentos que pudieran haber obtenido, relacionados con dichos delitos.
  2. En ningún caso podrán utilizar para sus investigaciones medios personales o técnicos que atenten contra el derecho al honor, a la intimidad personal o familiar, a la propia imagen o al secreto de las comunicaciones (artículo 19.3 y 4 de la Ley de Seguridad Privada.)

Artículo 103. Carácter reservado de las investigaciones. Los detectives privados están obligados a guardar riguroso secreto de las investigaciones que realicen y no podrán facilitar datos sobre éstas más que a las personas que se las encomienden y a los órganos judiciales y policiales competentes para el ejercicio de sus funciones.

Cuando un detective está habilitado para tal función, las leyes son claras en cuánto al valor judicial de sus informes. De una parte, la Ley 1/2000 de 7 de Enero de Enjuiciamiento Civil, en su artículo 265, reconoce expresamente su informe como “forma específica y distinta de prueba testifical”. Además, en el artículo 380.2 de dicha ley, se expone “el reconocimiento de informe pericial (dictamen) en estos mismos cuando contengan conclusiones y observaciones basadas en conocimientos técnicos, científicos, artísticos o prácticos”.

Como refuerzo de dicha ley, cabe destacar que el Tribunal Supremo reconoce a un detective privado habilitado como “testigo cualificado en un proceso judicial”. De esta manera, se convierte en un medio de prueba dotado de exclusividad por su condición de profesional legalmente habilitado por el Ministerio del Interior (figura recogida en la Ley de Seguridad Privada) y porque su testimonio viene respaldado por hechos e informaciones observados y/o escuchados por él mismo y verificados. Por lo tanto, no se trata de un testigo casual.

 El informe del detective privado es una prueba que se practicará en el juicio, y la LEC en su artículo 380.1 regula el interrogatorio al detective autor de dicho informe: las preguntas quedan limitadas a aquellas que se puedan realizar en relación a los hechos reflejados en el documento. Ello se diferencia de otros testigos, a los que pueden preguntar tanto sobre hechos anteriores como posteriores a aquello que se está juzgando.

La Ley de Seguridad Privada que nos regula, nos impone en su artículado un deber de reserva profesional, tanto en las investigaciones como con el resultado final que terminamos plasmando en un informe.

Artículo 50. Deber de reserva

a) Los detectives privados están obligados a guardar reserva sobre las investigaciones que realicen, y no podrán facilitar datos o informaciones sobre éstas más que a las personas que se las encomendaron y a los órganos judiciales y policiales competentes para el ejercicio de sus funciones.

b) Sólo mediante requerimiento judicial o solicitud policial relacionada con el ejercicio de sus funciones en el curso de una investigación criminal o de un procedimiento sancionador se podrá acceder al contenido de las investigaciones realizadas por los detectives privados.

Artículo 103. Carácter reservado de las investigaciones.

Los detectives privados están obligados a guardar riguroso secreto de las investigaciones que realicen y no podrán facilitar datos sobre éstas más que a las personas que se las encomienden y a los órganos judiciales y policiales competentes para el ejercicio de sus funciones.

NOTICIAS

“La peor verdad sólo cuesta un gran disgusto. La mejor mentira cuesta muchos disgustos pequeños y al final, un disgusto grande.”
Jacinto Benavente
Nuestros Partners